Ventajas de viajar en temporada baja

Planear viajes es algo complicado, no importa cuándo leas esto. 

Lo complicado es dependiendo de cada quién. Por ejemplo, si tienes hijos, sí es una situación complicada. 

El lograr cuadrar tus vacaciones con los periodos de descanso de tus hijos puede ser un problema, y aún así, hay un factor que falta sumar.

Se le denomina como temporada alta principalmente a estos periodos vacacionales escolares, y todavía quedan más temitas que hacen una pila. 

Las personas que quieren viajar en la misma fecha, los hoteles que están atascados por la temporada, los precios altos… ya mejor ni seguimos. 

Lo anterior sigue siendo un problema aun cuando no tengas hijos, sobre todo, porque los atractivos turísticos se saturan.

En fin. Muchas personas pueden estar en la necedad de viajar en estas temporadas, sin embargo, son pocos los que ven los verdaderos beneficios de viajar en otras fechas. 

Si quieres pertenecer a este selecto club de compradores y viajeros inteligentes, no te pierdas los próximos puntos. 

Sabemos que te vamos a convencer, así que agárrate, porque todo ese sacrificio que has hecho valdrá la pena. 

Menos tráfico

Punto sencillo de explicar, pero complicado de entender para algunos. 

A veces, cuando salimos de viaje en temporadas altas, es mucho el tiempo que invertimos en la carretera, y peor aún: hay tiempo muerto. 

Sí, ese tiempo que te pasas en la carretera formado, en fila recta, esperando a que los otros vehículos puedan pasar la caseta…

¡Es un horror! Pero te puedes olvidar de eso un poquito, más bien, bastante si viajas en la temporada baja. 

Es ley básica y de vida, que durante estos meses donde todo mundo está godineando, las carreteras están más vacías. 

¿Sabes lo que eso significa? Que si un viaje normalmente te tomaba tres o cuatro horas, quizá ahora puedas recorrerlo en dos. 

Hospedaje más barato

Otro punto a favor. Cuando llega la temporada alta de vacaciones, conseguir hospedaje no sólo es caro, sino que complicado. 

Sí, sí, ya sabemos que eso se puede evitar, pero la mayoría de los mexicanos somos de improvisar y solemos no reservar con anticipación. 

No descartamos el otro lado de la moneda, y aplaudimos de pie para quienes sí se organizan y reservan con tiempo, pero tantita comprensión, por favor. 

Conseguir una habitación de hotel en estas temporadas es mucho más fácil, y sobre todo, barato. 

No corres el riesgo de que un hotel venda más habitaciones de las que tiene, y te ahorras la molestia de recorrer el lugar buscando alojamiento. 

Paisajes increíbles

El turismo va a seguir ahí, pero no es lo mismo estar en una hermosa playa de Nayarit con 10 personas a tener que compartirla con 100. 

Ojo, no estamos diciendo que debas de ser un envidioso, pero tus fotografías y persona lo agradecerán. 

No es lo mismo viajar y tener que buscar un huequito en la playa a poder ponerte prácticamente en donde te plazca. 

Es en serio. Viajar en temporadas poco usuales tiene estos beneficios, y sinceramente, no entendemos por qué más gente no lo hace. 

Mucho menos estrés

La compilación de todos los puntos anteriores. Se supone que cuando sales de vacaciones, es para pasarla bien, ¿no? 

¿Por qué estresarte en tu trayecto? ¿Por qué estresarse por buscar un hotel? Pfft, eso no tiene ningún sentido. 

Los viajes de turismo en temporada baja te ahorran cantidades considerables de estrés, y es tiempo y energía que puedes ocupar en otras actividades. 

Sin tráfico, sin los cientos de personas que pensaron visitar el mismo lugar que tú al mismo tiempo… hasta acá se respira la paz.

Definitivamente, viajar en estas fechas es lo mejor que puedes hacer, y si quieres disfrutarlo más, puedes viajar en autobús. 

Lo único que te preocupará es el destino que elegirás para tus próximas vacaciones, pues con Busolinea puedes encontrar tu vacación perfecta. 

Puedes comprar tus boletos de autobús aquí, y comenzar a viajar de manera súper cómoda en las unidades que prestan el servicio. 

¿Cuál es tu plan de viaje? 

Comentarios

comentarios