Situaciones que sólo se viven en un hostal

“¿Qué pasa en un hostal?” es una de las preguntas más frecuentes entre la comunidad viajera, sobre todo, en aquellos que recorren México de mochilas.

Qué más daría porque todo el mundo pudiera, al menos una o dos veces en la vida, darse la oportunidad para viajar. 

O, mejor dicho, corrijo: para que tengan el tiempo necesario para darse un break de toda rutina y se escapen a donde quieran. 

Claro, para eso se necesita dinero, sin embargo, hay muchas maneras de viajar por México sin perder un riñón en el viaje. 

ChecaLas mejores tres horas de tu vida: destinos turísticos cerca de la CDMX

Una de ellas, por ejemplo, es elegir destinos que se encuentren cerca de tu localidad. 

Por ejemplo, pensemos que vives en la Ciudad de México, y quieres gastar menos de $2000 pesos en un lugar increíble. Se puede. 

Si no nos crees, basta con revisar este artículo y darte cuenta que vivir nuevas experiencias es posible sin tanto dinero. 

Entonces, ¿Qué pasa en un hostal? ¿Te atreves a descubrirlo?

¿Qué ocurre en un hostal? No es como en "esa" película

Hay que aclarar un punto: hay una película de terror que lleva por nombre Hostal, donde cosas horribles le suceden a los viajeros. 

En un hostal te pasarán cosas horribles, como que no puedas dormir, que se te pase la fiesta a la habitación o pierdas tu cepillo, pero no más. 

Así que comencemos por borrar esa idea de la película. No es como lo pinta, y puntos extra si no la has visto. 

Un hostal, básicamente, es un servicio que te presta una cama para dormir… a ti y a otros 4, 8, 10 y hasta 16 huéspedes.

Yep. Olvídate de la privacidad de un hotel y las comodidades adicionales. En la mayoría, sólo será tu cama, un locker y un juego de sábanas. 

Quizá, así, suena horrible, sin embargo, las experiencias de un hostal son únicas. 

Otro punto a aclarar, es que un hostal y un hostel no son lo mismo. El primero, en regiones como Europa, es un cuarto económico, privado. 

Por otro lado, la definición de hostel es la que tenemos en México: una habitación con muchas camas para diferentes personas. 

Para el caso, hospedarse en un hostal es mentalizarse a una experiencia diferente, y te contaremos algunas de las experiencias únicas que vivirás ahí.

Pones a prueba tu paciencia y mentalidad

Oh sí. Si hablamos de que el servicio es barato, es por algo. 

No quiere decir que haya un cadáver escondido o esté lleno de cucarachas, con gente de mala muerte, no. 

Si los hostales son baratos, es por la razón de que aquí estarás sólo contra el mundo… de tu cama. 

Olvídate de que alguien haga las cosas por ti. Si necesitas que alguien tienda tu cama o te despierte amablemente, mejor ve a un hotel. 

En un hostal eres responsable de ti mismo y de tu espacio personal, así que saca tus mejores modales. 

Al compartir el espacio con otras personas, también deberás ser consciente de que todos tienen las mismas necesidades que tú (o más). 

Aquí no podrás cantar en la regadera… o igual y sí, pero a alguien le molesta. Sé consciente del tiempo de tu baño. 

Sé paciente con las personas que comparten habitación contigo, porque si todo sale bien, ellas lo serán contigo. 

Reglas básicas de convivencia. Asegúrate de recordarlas muy bien. No te estreses, todo es parte de las cosas que pasan en un hostal.

Aprendes a mirar al mundo con nuevos ojos

Aquí es donde se pone buena la cosa. Quizá llevas siete viajes en ocho meses a Guanajuato, y crees conocerlo muy bien, pero te equivocas. 

Imagina que te toca compartir habitación con extranjeros, y ellos te abren una perspectiva diferente de lo que crees conocer.

A lo mejor, una calle que tú ves como algo sin puntos de interés, ellos saben de un bar escondido entre los empedrados. 

Dicen que los extranjeros aman más a nuestro país que nosotros mismos, y algunas veces, es verdad. 

Si tienes la oportunidad, no desaproveches para hablar con ellos. Seguro que te encuentran algo interesante del lugar en el que te encuentras.

Valoras cada minuto de tu viaje

No decimos que no lo hagas, pero aquí de verdad sabrás el significado de “el tiempo es dinero”. 

Sacrificarás un poco de tu tiempo valioso de sueño por ahorrar dinero. No es en mala onda, pero algunos hostal siempre tienen fiesta

Ya sea que alguno de tus compañeros de habitación llegue con algunas copas de más, haya ruidos “extraños” o bolsitas de papas a media noche, entenderás. 

Además, debes ser consciente de que estos lugares están pensados para llegar y dormir. Ese es un punto importante que muchos viajeros no entienden. 

Dormir en un hostal

Valora esas horas de sueño, porque las necesitarás para continuar con tu viaje.

Llegas solo, pero sales con 15 amigos más

Algo común y ese sentido mágico/místico/experiensoso de los hostales. Llegar solo y salir con nuevos amigos. 

No siempre va a pasar, pero cuando sucede, es increíble. Todo puede nacer desde que sacas algo de tu maleta y alguien te saluda. 

Alguna vez me tocó compartir habitación con un francés y una pareja alemana, y el resultado fue bastante épico.

¿Qué ocurre en un hostal?

Las barreras del idioma parecen desaparecer por algunas horas, y ¿por qué no? a lo mejor y sigues tu recorrido con ellos. Todo es parte de lo que pasa en un hostal.

Dormir toma un nuevo significado

Hay veces en que nos sentimos valientes y creemos que con dos horas de sueño estamos al cien, y pues es la mentira más grande del mundo. 

Por supuesto, para dormir bien influyen muchos factores, desde la cama y el lugar donde te quedas. 

Quizá un hostal no sea la mejor opción para dormir ocho horas corrido a pierna suelta, así que piénsalo dos veces. 

Probablemente termines muy preocupado por tu sueño, y llevarás antifaz, tapones para los oídos y a tu mejor Santo para poder tener un descanso de calidad. 

A lo mejor y es la primera vez que de verdad te preocupas por cuánto duermes. Es un dato importante para tenerlo en cuenta. 

Dormir en un hostal no es de terror como muchas personas lo pintan. Quítate el miedo y ten una experiencia de otro nivel. 

Puedes comprar tus boletos de autobús ahora mismo, y viajar por México sin gastar tanto. 

Ahora que ya sabes lo que pasa un hostal, ¿Cuál será tu próximo destino? Síguenos en todas nuestras redes sociales, como Facebook o Instagram.

Comentarios

comentarios